Dublineses


Titulo : Dublineses
Titulo Original : The Dead
Año: 1987
Director: John Huston
Guion: Tony Huston – Relato de James Joyce –
Actores: Anjelica Huston, Donald McCann, Helena Carroll, Cathleen Delany, Ingrid Craige, Rachel Dowlings, Dan O’Herlihy, Marie Kean, Donald Donnelly, Colm Meaney

Se celebra en Dublín la Epifanía en el año 1904, y está a punto de comenzar una de las fistas mas concurridas de la ciudad, que las hermanas Morkan preparan cada año.

Entre sus invitados se encuentra Gabriel Conroy, sobrino de las anfitrionas y esposo de una de las mujeres más bella del país, Gretta. Es una noche perfecta todo el mundo disfruta de la maravillosa velada.

 

Gabriel, enamorado de su esposa, la contempla, en ese instante suena una antigua canción de amor, y observa como su mujer se emociona sin poder evitarlo.

 

De vuelta a casa, Gretta le confiesa a su esposo que aquélla canción ha despertado el recuerdo de un amor de juventud, truncado por la muerte de su amado. Nunca en sus años de matrimonio Gabriel había oído esta historia. Sus sentimientos son una mezcla de tristeza, desesperación y celos que conduce a la pareja a una extraña situación

Una reflexión sobre lo efímero de la vida y lo inexorable de la muerte. Sobre las grandes pasiones y la triste rutina cotidiana.


La película dura ochenta minutos, de los cuales los setenta primeros son una introducción coral a los inmensos últimos diez minutos. En este final John Huston consigue desbordar los sentimientos en un ejercicio de imágenes y palabras absolútamente antológico. Esa habitación de ese hotel de Dublín, y esa Irlanda nevada quedan en la retina y en el alma.

A pesar de que Jonh Huston no era irlandés, hay que resaltar el gran trabajo que hizo con la película por que parece irlandesa cien por cien, algo que no sorprende ya que tenia sangre irlandesa, es mas llego a obtener la nacionalidad. Toda la película rezuma un aire a Irlanda que es básico para conseguir llevar a buen puerto el relato de James Joyce. Para ayudarse a conseguir ese ambiente, se rodeó de un reparto prácticamente compuesto de actores irlandeses. Salvo lógicamente Anjelica Huston – su hija en la vida real-
John Huston rodó en silla de ruedas y máscara de oxígeno este relato corto ("Los muertos") de James Joyce (el escritor dublinés por excelencia) incluído en su libro "Dublineses". Es el testamento fílmico de Huston. La fuerza moral y la conviccíon en lo que se hace, crea obras maestras a cualquier edad. (Esta fue su última película)


   

La Hija de Ryan

 


Si hay una película que te puede emocionar, ésa es La Hija de Ryan. Técnicamente deslumbrante, profesionalmente impecable, está construida como un puzzle donde todo tiene su significado, tiene escenas memorables, como la tormenta y el encuentro de Rossie con el oficial, tiene silencio, las imágenes hablan por sí solas, el paisaje es un personaje más.

Titulo: La Hija de Ryan
Titulo original :Ryan’s Daughter
Año : 1970
Guion: Robert Bolt
Nacionalidad: Reino Unido
Director: David Lean
Intérpretes: Leo MacKern Trevor Howard Christopher JonesJohn Mills, Robert Mitchum, Sara Miles

Charles Shaughnessy (Robert Mitchum) es un maestro de escuela, que regresa a su casa, a su bellisimo pueblo costero, a Irlanda. Coincide la época, sobre el 1906, del levantamiento de los irlandeses contra los ingleses.

Rossie (Sarah Miles), un tanto testaruda, ambiciosa, inexperta, creida, ingenua y extremadamente solitaria, considera a todos los habitantes del pueblo, un poco tontos, y tal vez
sean, incluido su propio padre, que regenta la taberna del pequeño pueblo.

Sólo el maestro recién llegado va a ser digno de la admiración de Ryan y para ello, incluso se va a enamorar a pesar de que Charles le dobla la edad. Por último, Ryan tiene como únicos amigos y confidentes a los pájaros que sobrevuelan la orilla del bravo mar, las gaviotas y las caracolas que la marea trae a sus pies, y por supuesto el benevolente capellán que la conoce desde que nació, con quien comparte el gusto por los paseos y las largas conversaciones, a las cuales Rossie no hace mucho caso.

La hija Ryan se casará, pero ni ella ni el humilde maestro serán felices. Ni mucho tiempo, ni poco, ya desde el dia de la boda se verá todo claro. En su casita de papel, la vida será un tormento para los dos.

Un buen dia desembarcará un joven soldado ingles, destinado al lugar. Conoce a Rossie por casualidad. !!!Entonces surgirá el amor de verdad!!! Rossie vuelve a sus sueños de muchacha, que ahora se concretan en la persona del Mayor Doryan (Christopher Jones), un héroe mutilado por la guerra que llega al pueblo para hacerse cargo de la pequeña guarnición. Rossie y Doryan apenas pueden ocultar su amor, que produce escándalo sobre todo por tratarse de un inglés y una irlandesa.


David Lean filmó esta película con su característica serenidad, una tranquilidad que desesperó a los productores en más de una ocasión. Una vez, a mitad de rodaje, Lean y su equipo (más de 100 personas) esperaron en el hotel y en estado de permanente alerta, durante 12 días, a que dejara
de llover para rodar un solo plano que en la película duraría apenas siete segundos.

"La hija de Ryan" tardó un año en rodarse, a razón de poco más de medio minuto al día, circunstancia esta que indudablemente se percibe en la película, que no es sino un nuevo prodigio de meticulosidad en la puesta en escena y en la composición de cada uno de los planos.

La película fue totalmente filmada en la península de Dingle en 1969. Se encuentran los paisajes salvajes y románticos de Kerry.

La gran playa de Inch batida por los vientos del oeste aparece en varias escenas memorables. En Clogher Head, cerca de Slea Head una pequeña estela conmemorativa (Ryan’s Daughter Stone) recuerda el rodaje de la película en esta parte tan accidentada de Dingle, y para mi uno de los paisajes mas bellos de Irlanda

2 Oscar. 9 premios ganados y 19 nominaciones. Más

El Hombre Tranquilo

El Hombre TranquiloThe Quiet Man
Estadounidense, 1952
Guión: Frank Nugent
Director: John Ford -cuyo verdadero nombre era Seán O’Fearna .
Actores: John Wayne, Maureen O’Hara, Víctor McLaglen, Barry Fitzgerald, Ward Bond…

John Ford, ganó uno de sus cuatro oscars con esta memorable película.

Cuenta la historia de un boxeador estadounidense que vuelve a Irlanda, la isla que le vio nacer. Cuando llega a su pueblo después de años de ausencia, compra un viejo y (adorable) cottage ( especie de "choza"), la reforma y se retira para pasar una especie de jubilación anticipada. Pero como nada es perfecto …. conoce a Mary Kate Danaher una joven pelirroja, intrigante y de gran carácter de la que se enamora. Sin embargo, el hermano de Mary Kate, un grandullón de gran peso en el pueblo, no ve con buenos ojos la relación y tardará en dar su aprobación. La historia es narrada por el padre Lonergan, el párroco del pueblo. nuestro héroe deberá afrontar multitud de obstáculos , escapar de toda clase de trampas, frecuentar asiduamente el pub local, y recurrir a lo que él conoce bien, el boxeo.
Seguirá una pelea memorable…… digna de un western.

Casi en su totalidad fue rodada en Irlanda, hogar de Maureen O’Hara y Barry Fitzgerald. El guión es una adaptación de Frank Nugent de una historia de Maurice Walsh titulada Green Rushes, y mereció la nominación al Oscar.

Ford contrató actores estadounidenses de origen irlandés. como John Wayne , el rey de los cowboys, y Maureen O’Hara, la mas célebre pelirroja de ojos verdes que Irlanda delegara jámas en Hollywood.

La película fue filmada en el condado de Connemara, en un pueblo llamado Cong, y donde el pub del film se ha convertido em The Quiet Man, y en los maravillosos paisajes de colinas y lagos del oeste .La riqueza visual de los verdes prados irlandeses, las cómicas charlas y canciones en la taberna, junto con el romanticismo de la historia la convierten en una obra maestra. No se trata de hazañas de caballería, ni de la valentía de un gran pistolero, sino de una sencilla historia acaecida en un pueblo perdido irlandés.

Apesar de algunos inevitables esteréotopos sobre la rudeza y la ternura del carácter irlandés, la película es, en cualquier caso, un maravilloso homenaje rendido a Irlanda por un gigante del cine.

Irlanda y el Cine

Irlanda ha inspirado a mas escritores que cineastas. Pero cuando el objetivo de una cámara enfoca esta isla sale siempre una buena película.


He buscado algunas de estas películas, la mayoría rodadas en los preciosos paisajes de la costa oeste irlandesa. Las añadiré según el orden cronológico de su realización


Saint Patrick’s Day

Cada vez que pensamos en Irlanda, muchas cosas nos vienen a la cabeza: castillos medievales, duendes y hadas, tréboles, colinas, los Pub de Dublín, y el Día de San Patricio. Este día es el más celebrado por todos los irlandeses y es también la fecha en la que se ve de lleno su cultura y el espíritu festivo que desde hace siglos se muestra todos los 17 de marzo en las calles de Irlanda.

 

Vente conmigo a celebrar St Patrick’s Day….. solo
tienes que pinchar la imagen…

 

El Día de San Patricio es el evento más esperado de Irlanda y de muchos irlandeses que viven alrededor del globo. En esta fecha, además del conocido desfile multitudinario, se pueden ver todo tipo de celebraciones tradicionales que vienen aconteciendo desde hace mucho tiempo y que son la base de la cultura de este país.

Fòdla, Banba,Ëriu,Eireann, Irish Èire, Eirinn.

Con tantos nombres podemos definir a esta única y maravillosa isla…. que te pueden confundir, pero jamas, si miras su cielo, podrás pensar que estas en otro sitio que no sea Irlanda.

 

Pero si su cielo es caprichoso, radiante, gris, único… sus bosques están encantados…no, no es difícil ver un baile de hadas bajo la fina lluvia….ni al pícaro Leprechaum trabajando con sus zapatos…..

 

Irlanda, Ireland, Eireann, Irish,, Erin…no importa que nombre utilizar, te atrapara de cualquier manera, cuando pises sus campos verdes, refresques tus pies en mil lagos, tus ojos no sepan donde fijar…y sobre todo.. cuando notes tu espíritu volar libre.. esta isla ya no saldrá nunca de ti, y como dice la canción que complementa el vídeo……el sentimiento entrará en ti y se quedará para siempre…

Green Red Mayo

Oh el verde y rojo de Mayo
Todavía puedo ver
Las blandas y escarpadas tierras
Y sus altas y majestuosas colinas
Donde el océano besa a irlanda
Y las olas acarician su orilla
Oh el sentimiento vino a mi
Para quedarse para siempre
Para siempre
Desde sus aguas costeras onduladas
Puedo ver el pico de Croagh Patrick
Dónde un domingo cada verano
Los peregrinos suben a él
Dónde Saint Patrick en su soledad
Mira a traves de la bahia de Clew
Y con un tocar de su campana
Citó a los seguidores mas fieles
A reezar allí

 


 
 


Oh llévame a la isla de Clare
La casa de Granuaile
Los peces de las aguas del puerto
Desde los arenques a las ballenas
Y ahora debo dejarlo
La realidad es plana
A lo mejor el tiempo no pasa tan despacio
Para poder zarpar otra vez
Volver a navegar
Oh el verde y rojo de Mayo
Todavía puedo ver
Las blandas y escarpadas tierras
Y sus altas y majestuosas colinas
Donde el océano besa a irlanda
Y las olas acarician su orilla
Oh el sentimiento vino a mi
Para quedarse para siempre
Para siempre