Brocken Specter – Un efecto muy especial-

Si os gusta la fotografía, aquí en Irlanda tendrás que adaptarte muy rápido. En el tiempo de poner todo a punto pare hacer tu foto, la luz ya ha cambiado… no es tan drástico…pero casi.

Los efectos de nubes son raramente fotografiables, y bravo por ti, si llegas a fotografiar un fenómeno poco frecuente observable en las colinas…. el Brocken Specter -recibe ese nombre porque por primera vez fue observado en el monte Brocken (Alemania)-.

 

Estás en la zona mas alta de una loma, tienes una nube enfrente y el sol está detrás de ti. Tu sombra se proyecta agrandada sobre la nube, como un fantasma inmenso dominado por un arco iris. Es un efecto impresionante… y mas impresionante y curioso es que si dos personas están juntas en ese preciso momento, ninguna de ellas puede percibir la sombra de su vecina….

Por supuesto este fenómeno no es único de Irlanda, pero si es mas frecuente por su peculiar clima, … nuestras preciosas nubes eternas… Sabia de este efecto, me lo habían comentado en distintas ocasiones… pero no ha sido hasta hace poco que pude verlo por mi misma…. y por supuesto fotografiarlo…. es increíble.

Leyenda

Cuenta una vieja leyenda que, una vez, hasta la tienda del viejo brujo llegaron, tomados de la mano, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y la hija del cacique una de las más hermosas mujeres de la tribu.

– Nos amamos -empezó el joven.
– Y nos vamos a casar -dijo ella.
– Y nos queremos tanto que tenemos miedo.
– Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán.
– Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos.
– Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta el día de la muerte.
– Por favor -repitieron-, ¿hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó de verlos tan jóvenes, tan enamorados, tan anhelantes esperando su palabra.

– Hay algo… -dijo el viejo después de una larga pausa-. Pero no sé… es una tarea muy difícil y sacrificada.
– No importa -dijeron los dos.
– Lo que sea -ratificó el muchacho
– Bien -dijo el brujo-, dirigiéndose a la chica ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. ¿Comprendiste? La joven asintió en silencio.

– Y tú, valiente guerrero-siguió el brujo-, deberás escalar la montaña del trueno y cuando llegues a la cima, encontrar la más brava de todas las águilas y solamente con tus manos y una red deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, salgan ahora.

Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte, él hacia el sur… El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas. Los jóvenes lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo los pájaros cazados. Eran verdaderamente hermosos ejemplares, sin duda lo mejor de su estirpe.

– Volaban alto? -preguntó el brujo.
– Sí, sin duda. Como lo pediste… ¿y ahora? -preguntó el joven- ¿lo mataremos y beberemos el honor de su sangre?
– No -dijo el viejo.
– Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne -propuso la joven.
– No -repitió el viejo-. Hagan lo que les digo. Tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero… Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros.El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

– Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón; si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, "vuelen juntos pero jamás atados"

 

Visto en la red…. y salvo error u omisión no vi la firma del autor.

Alice Kyteler -La Bruja de Kilkenny-


Es la bruja más antigua de la que se tiene conocimiento en Irlanda.

Fue acusada de brujería en 1324 por el obispo Ricardo de Ledrede. Se piensa que estas acusaciones, en alguna medida, eran sólo consecuencia de la envidia que el obispo tenía de su posición.

Alice Kyteler, de origen normando, ostenta el gran honor de ser la primera mujer que aparece en la historia acusada de brujeria. Brujería tal como sería entendida en la época moderna: es decir, no como superchería sino como terrible herejía. Alice Kyteler nació en la villa de Kilkenny en 1280. Su padre era un banquero de excelente posición y, a su muerte, como única heredera, Alice se hizo cargo del negocio y sus propiedades.

La joven Kyteler contrajo matrimonio en 1299 con uno de los socios de su padre, William Outlawe, veinte años mayor que Lady Alice, él mismo también un rico banquero de raiz normanda. Este hombre tenía la gran suerte de ser, además, hermano de Roger Outlawe, gobernador de Irlanda. En esa época, la dama decidió construir un anexo de su casa en Kyron Street y establecer allí una posada –establecimiento que aún existe como tal hoy en día. Verdaderamente encantador.

Parece que Lady Kyteler fue una mujer bonita y sofisticada, que arrastró siempre fama de manipular a los hombres para que satisficieran todos sus antojos, que solían tener forma de lujosos regalos, dinero y joyas. Es por esto que la posada de Lady Kyteler se convirtió pronto en un centro de atracción para numerosos potentados, que trataban de llamar su atención de mil desesperadas maneras. Enseguida comenzaron a circular rumores sobre la propietaria. La acusación más fácil y efectiva en la época era la de brujería. Tanto Lady Kyteler como sus seguidores –decían- practicaban ritos satánicos en los sótanos de su negocio. Cuando su esposo murió en extrañas circunstancias, se dijo que había descubierto toda una jugosa colección de ‘Malafacia’ en las dependencias de su mujer.

Meses más tarde, Lady Alice contrajo segundas nupcias con un tal Adam Le Blont. Otro banquero. Se cree que llegó a tener una hija con él, de nombre Basilia. En 1310, Le Blont murió tras una borrachera descomunal. Kyteler sumaba ahora, en su persona, tres excelentes patrimonios: el suyo, el de su primer marido y el del reciente finado. Su posada, atendida por numerosas criadas, era además la más concurrida de todo Kilkenny –por supuesto, según la rumorología, las numerosas criadas formaban también parte de los juegos demoníacos de la dama.

Lady Alice se casó por tercera vez en 1311. Esta vez el elegido fue un rico terrateniente, Richard De Valle. Richard partió del mundo de los vivos mucho antes de lo esperado. Parece que se puso gravemente enfermo y murió tras una opípara cena. En su último testamento, De Valle había dejado todas sus tierras a Lady Alice, lo que la convertía en una de las personas más ricas del condado de Leinster. Sólo los príncipes de la Iglesia podían competir con ella en riqueza y recursos.

Lady Kyteler fue al altar por cuarta vez vestida de novia en el año 1320. También casó con un normando, John Le Poer, un asiduo cliente de su posada que cayó, al fin, bajo los hechizos de la mujer –ya que tenía fama de encantar y enajenar a los hombres-. En 1323, John reunía una curiosa colección de males. Aunque era un hombre de mediana edad, de repente se volvió lento y torpe como un anciano. Comenzó a caérsele el cabello, el poco que le quedaba, encaneció, y perdió también las uñas.

Los hijastros de Kyteler y su esposo moribundo escogieron ese momento para transmitir sus oscuras sospechas al obispo Richard de Ledrede –más que espoleados por el hecho de que la dama estaba preparando el asunto para que las propiedades pasaran a manos de su hijo, Willliam Outlaw- (retoño del primer marido). El obispo Ledrede decidió algo novedoso: imputar cargos de herejía contra lady Kyteler, su hijo, otros tres hombres y siete mujeres. Se les acusaba de haber abjurado de la fe cristiana y de proclamar que Cristo era sólo un hombre que fue condenado a muerte por sus propias faltas.

Las apelaciones de lady Kyteler se llevaron a cabo en el parlamento de Dublín. En julio de 1324, el obispo se las arregló para hacer que legos reales aparecieran en su tribunal y que Lady Kyteler y su hijo (que llegó en armadura) fueran declarados herejes y culpables de brujería, magia y contacto con demonios. Por todo ello, a Lady kyteler y a sus compañeras de hechicería, se las excomulgaba de la Madre Iglesia y sus bienes habían de ser confiscados y puestos bajo autoridad secular –detalle fundamental en todos los juicios de esta índole- . William Outlaw, varón y rico heredero, escapó bastante bien: fue obligado a escuchar misa tres veces al día durante un año, ayudar a los pobres y pagar a la iglesia un tejado nuevo.


En pleno medioevo, cualquiera que fuera acusado de brujería era irremisiblemente condenado a muerte. La ley inglesa prohibía la tortura, pero no los latigazos. se dispuso que Lady Alice y sus discípulas fueran azotadas. Lady Alice, como hechicera principal e instigadora, sería quemada en la hoguera

Un papel fundamental en todo esto lo jugó Petronella de Meta, doncella de confianza de Lady Kyteler. En algún momento, la mujer había sido arrestada y torturada para que incriminara a su señora. Tras seis tandas de azotes, Petronilla admitió haber visto a lady Kyteler en actividades mágicas, tal y como se relataba en los cargos originales. Curiosamente, confesó también que la dama limpiaba las calles que conducían a casa de su hijo mientras realizaba un encantamiento para atraer toda la riqueza de la ciudad hasta su puerta -‘To the house of William my sonne/ Hie all the wealth of Kilkennie towne. También declaró que su señora le había enseñado a ser bruja y que ambas volaban por los aires en una barra de madera cubierta con aceites.

Pretronilla fue quemada en la hoguera el 3 de noviembre de 1324, convirtiéndose en la primera persona en Irlanda en ser ejecutada por este método. Murió creyendo ser bruja realmente y llamando a gritos a su señora para que acudiera en su rescate.

Quien vino raudo al rescate, pero de Lady Kyteler, fue su ex cuñado, el gobernador de Irlanda. Con su ayuda, Alice Kyteler escapó de las mazmorras de Kilkenny Castle y de la sentencia de muerte que pendía sobre ella y huyó a Inglaterra, se supone, llevándose con ella a la hija de Petronilla. Y su rastro se pierde aquí.

Un poco de Música -Whiskey in the jar-

Os dejo un clásico de música tradicional irlandesa, Whiskey in the jar, en el primer vídeo al grupo The Dubliners con el solista hoy ya desaparecido Luke Kelly .

 



 

 

El segundo vídeo, es la versión que hizo el grupo Metallica de este tema en 1998….. pues… cada uno en su estilo a mi particularmente me gustan mucho los dos.




Nuestros amigos "el daniel", Little Prince, y Alvaro Nuevo, hacen mención a la versión que hizo Thin LIzzi del tema "Whiskey in the jar" versión que nos confirma El Daniel que efectivamente es la que suena en la pelicula " En el nombre del padre".

Pues creo que visto lo visto… esta versión ha de tener un sito en este post, y bueno pues ahí está….



Tenemos tres versiones de un mismo tema…. esto me recuerda a un proverbio irlandés que dice…

"Bíonn dhá insint ar scéal agus dhá leagan déog ar amhrán".
"Hay dos lados en cada historia y doce versiones de una canción".

El Daniel, Little Prince, Alvaro … Gracias

Kilkenny -Ciudad Medieval-



Kilkenny, adorable capital medieval de Irlanda, una de las mejor conservadas, después de sufrir una larga y dramática historia, es hoy una ciudad viva y colorida, dominada por su gran castillo normando, se sitúa como la capital cultural y artística del país. Es una preciosa ciudad, a diferencia de otros pueblos y ciudades , aquí los comercios han cuidado su apariencia y se han resistido a la proliferación de letreros de plástico. La forja es su mejor aliada para conservar su apariencia medieval.


Kilkenny realmente te transporta al medievo… sus calles, sus casas… está rodeada de bosques, de ríos encantadores y de grandes espacios que realza su entorno privilegiado. Fue capital medieval del país bajo los Normandos.

Construida como muchas otras, al rededor de un monasterio, en este caso fundado en el sigo VI por san Canice, originario de Derry, que legó además su nombre a la ciudad "Cill Chainnigh" en gaélico (iglesia de Canice) se convirtió en Kilkenny.

 
Su Catedral, San Canice, es una de la joyas de la ciudad, cuyas obras concluyeron en 1285, con su bien conservada torre circular de 30 m. de altura, esta anexa al edificio y data del año 849.

Mi agradecimiento

Quiero mandar un beso a todos los amigos que seguís mi blog, desde España y también desde varias partes del mundo unos haciendo sus comentarios, otros desde su silencio, pero sé que estáis ahí, y os lo agradezco enormemente, por supuesto mi agradecimiento a las personas que llegáis de paso simplemente.
En esta semana se han cumplido seis meses de este blog, ni me lo creo…. los que me conocéis un poco, los que habéis estado conmigo desde el principio en esto, ayudando, y animándome, sabéis que os decía que lo mio no es escribir… ni contar cosas, no sé hacerlo, pero… lo estoy intentando día a día, y sinceramente estoy feliz de haber cumplido al menos estos seis meses.

 

 

Gracias a todos, sin vuestro apoyo, para mi importantisimo, no habría sido capaz de llegar aquí, y debo decir, que este blog al que tanto reparo puse por mis miedos… ha conseguido algo realmente importante muy importante, que ya solo por eso vale el tiempo que le dedico… y es que estáis aquí mis amigos, los de siempre…. y los que hace un tiempo…algún tiempo, no veía…. me he sorprendido y alegrado muchísimo al ver vuestro nombre en el mapa de visitas. Gracias… muchas gracias.