29 de febrero – Te quieres casar conmigo?

29 de febrero: ¿os habiais imaginado alguna vez una tradicción como la que vais a leer a continuación?

Nuestra Isla Esmeralda, nuestra Irlanda, es muy muy tradicional y es un pueblo lleno de hermosas tradiciones. Ya os hable del Claddagh, por dar un ejemplo, y siguiendo la línea de este anillo tan importante y tradicional en Irlanda, os quiero comentar una tradición muy simpática que tenemos en nuestra isla verde.
Se trata de él día en que las mujeres irlandesas pueden pedir matrimonio a sus novios!!!

Esto que os acabo de comentar solo se puede hacer tal día como hoy, es decir, cada 29 de febrero, con lo cual las mujeres cada cuatro años tienen la posibilidad de ser ellas las que tomen la decisión que en algunos casos, sus respectivos novios, bien por indecisión, timidez, o mucho pensar… no toman

29_de_febrero_novia_pide_mano_a_novio

La tradicción del 29 de febrero

Dicha tradición, data del siglo V y nos cuentan que fue Santa Brígida, una adelantada en su tiempo… además de la patrona de Irlanda, quien comentó a su compañero de espiritualidad, San Patricio, la posibilidad de que las mujeres pudieran en algún momento ser ellas las que pudieran pedir en matrimonio a sus novios, ya que ellos a veces dilataban mucho tan importante detalle.

29_de_febrero_santa_brigida

San Patricio, según la tradición, pensó que para que no se nos fuera de las manos tal solicitud, había que poner unas pautas a seguir, con lo cual instauró que dicha petición solo se podría efectuar por parte de las mujeres cada 29 de febrero. Quedando autorizadas desde entonces las mujeres, que tal día como hoy pudieran pedir la mano a sus novios.

Es una tradición que, como tal, se sigue manteniendo pero en un marco mucho más festivo que real. Aun así, cuando una mujer pide matrimonio a su novio, y este lo rechaza, está obligado a besar a su novia, y regalarle una prenda de seda.

Esta tradición se refleja en la película “Año bisiesto” comedia divertida con final, por supuesto feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *