Charleville Castle y sus Bosques – Realidad o Fantasia –

Entre mis castillos favoritos irlandeses de los que ya os iré hablando, mi preferido es este, Charleville. Es un castillo gótico que fue construido en el siglo XV, obra maestra de Francis Johnston.

 

 

 

 

El Castillo de Charleville, esta situado dentro de un bosque verdaderamente de cuento de hadas, esa fue mi impresión la primer vez que lo vi, bueno también las siguientes veces que he visitado este lugar, con robles tan viejos que algunos alcanzan los 1000 años, abedules, hayas.. cuando cruzas este bosque se siente algo especial, una serenidad…. una forma de estar en el mundo diferente no sé explicarlo, eso sí, es una sensación fascinante.

 

 

Cuando llegas a una especie de claro, allí impresionante esta Charleville, es una visión que impacta, no por la grandeza del castillo, pues no es uno de los mas grandes de Irlanda, por supuesto los hay muchísimo mas impresionantes por tamaño como seria el caso de Ashford del que ya os hablare,no, no es el caso de Charleville. Charleville impresiona por algo especial que no sabría, ni sé explicarlo.

 

 

 

En mi primer visita a Charleville, conocí a Ana una chica hispano-francesa, que colaboraba con Dudley Stewart,el restaurador del castillo, y persona muy agradable que junto a Ana, me facilitaron visitar el castillo de una manera personal, es decir, visite estancias que normalmente no están disponibles para visitas exteriores, entre ellas un pasadizo secreto que sale de la biblioteca, una sala circular, y revestida de madera, verdaderamente maravillosa, y donde ellos tiene sus ordenadores de trabajo, hasta una salida al exterior a la zona de atrás del castillo. Fue interesantisimo ver el castillo de aquella manera, no habia nadie, solo Dudley, Ana y yo.

 

 

Ana me contó muchas historias que circulan sobre el castillo, como por ejemplo que el espíritu de una niña que vivió en el castillo, y que perdió la vida al bajar deslizandose por una escalera, se sigue apareciendo. Charleville es uno de los castillos irlandeses que cuenta con mas fenómenos extraños que suceden en muchos de nuestros castillos. En bastantes ocasiones grupos de gente especializada en el tema, según me contó Ana, han efectuado estudios en Charleville con resultados realmente asombrosos. Ella misma me contó alguna cosita extraña que le ha sucedido, pero al mismo tiempo me dijo que vivía muy tranquila en ese castillo y que no sentía miedo alguno.

 

 

Sinceramente la admiré, por que estoy segura que yo no hubiera dormido nunca en aquella habitación redonda, también totalmente forrada de tela colo granate oscuro, cortinas tremendas, y entre otros adornos, una figura a tamaño casi natural de una monja que tenia detrás de la cabecera de la cama, sinceramente quede impactada al ver el cuarto. Las siguientes veces que estuve en esa habitación la mojna había desaparecido…. no del todo, pues la vi en otra estancia del castillo.

 

Bueno, a mi tambien me pasaron cositas extrañas, o mas bien diré que fueron casualidades, pero que realmente en ese ambiente piensas de todo… La última vez que visité Charleville, llegue como siempre sola, no había nadie fuera y llamé, Dudley Stweart salio a recibirme me dijo que Ana no volveria hasta el lunes, se fue de fin de semana, pero como siempre muy amablemente me invito a volver a visitar el castillo para ver algunos cambios, Dudley fue llamado para atender unos asuntos y me permitió seguir mi visita por el castillo, fue una experiencia realmente impresionante.

 

 

Dudley Stewart, esta trabajando mucho en la restaurancion de este castillo. Fue muy dañado en tiempos, pues los dueños del castillo para no pagar impuestos dejaron caer los tejados- en Irlanda al menos en aquellos tiempos- si una vivienda, incluidos los castillos no tenían techos no se pagaban impuestos, y muchos dueños los tiraban, con el consiguiente deterioro.

 

Ana es una voluntaria que trabaja en el castillo para su mejora y por supuesto su bandera como colaboradora esta puesta en el jardín de entrada junto a las banderas de otros colaboradores que ya pasaron por Charleville. El castillo sigue necesitando colaboradores, y siempre hay estudiantes y personas cualificadas que solicitan poder trabajar como voluntarios en el castillo. Los voluntarios viven en el castillo, y en agradecimiento se pone en el jardín de entrada la bandera de su país.

 

 

Actualmente el Castillo de Charleville necesita ayuda, ayuda muy especial. Hay una gran amenaza, pues pretenden destruir parte del bosque que lo rodea para hacer una carretera. Dudley Stewart, hace algún tiempo pidió la colaboración de todo el mundo, para impedir que esa nueva carretera atravesara los fantásticos bosques de este castillo, se que lo ha intentado todo para impedir esta atrocidad, pero parece que toda la ayuda es poca, y desde aquí hago un llamamiento a todos.

 

 

"Offaly County Council anunció recientemente, -esta nota tiene fecha 5 de junio 2008-, que la Tullamore Bypass seguirá adelante y se cortara por el centro de la Desmesne, es decir dividirán el bosque por la mitad. Se construirán tres grandes rotondas frente al castillo, con torres de iluminación en funcionamiento toda la noche. Y la puerta original y fantástica "Mucklagh" sera destruida."

 

 

Muchas personas están colaborando para intentar parar esa carretera, enviado cartas de protesta a planning@irishgeorgiansoc.org ¿ Quieres colaborar?

 

 

Esta entrada está dedicada a Ana y a Dudley Stewart personas que conocí en este fantastico castillo. Que trabajan en la restauración de Charleville sin ningún ánimo de lucro, dando lo mejor que hay en ellos. También deseo dedicar esta entrada a todos los voluntarios que ha colaborado y colaboraran en un futuro para que Charleville Castle sea lo que nunca debe dejar de ser….. Un Castillo Fantástico con sus Bosques Intactos.

 

 

Isla de Garinish -Ilnacullin- Un Jardín Encantado.

En Cork, en el condado de Cork hay una pequeña isla en la que existe un maravilloso jardín, este lugar increíble fue creado a principios del siglo XX, cuando el dueño de la isla, Annan Bryce, encargó al arquitecto inglés Harol Peto que diseñara un bello jardín en una zona hasta entonces yerma.

 


El jardín esta situado en una ensenada protegido por la bahía de Bantry. Es espectacular, con el mar y la montaña. La isla tiene una seductora mezcla de jardines formales e informales, llenos de una rica y maravillosa variedad de plantas, formas ,y colores.

 

Ilnacullin, la Isla de acebo, no era mas que una estéril roca cubierta de brezo, con una torre Martello, -estas torres fueron construidas a lo largo de algunas zonas costeras, para defenderse de las tropas napoleónicas- cuando fue adquirida por John Annan Bryce, contrató al arquitecto ingles Harol Peto para que diseñara un jardín en la isla.

 

 

 

 

Se contrataron muchos hombres para el movimiento de tierras, voladuras de rocas, se plantaron muchísimos árboles, construyeron una alta torre con un reloj, y un maravilloso jardín estilo italiano con casita, piscina, y pabellón.

 

 

 

 


 

 

El clima no demasiado adecuado para las flores allí plantadas, y los fuertes vientos de la zona, dañaron bastante el maravilloso jardín. Fue entonces cuando llamaron al escocés Mackenzie Murdo, quien se puso al frente del cuidado de tan valioso cumulo de plantas obteniendo un extraordinario resultado, tanto fue así que su destacada labor en Ilnaculli continuo hasta 1971 hasta la edad de su jubilación.

 

 

 

 

 

 

Es delicioso un paseo por este jardín, yo lo visite a la caída de la tarde y fue muy muy agradable, puedes ver lo mismo una Acacia de Australia, que un arbusto chino, una gran variedad de magnolias, camelias, fucsias, pinos kauri australianos, una especie de fresas con flores rojas, también hay una planta chilena que se puede confundir con un acebo sino fuera por su llamativo color naranja-amarillo y que tiene flores en forma de campana.

 

 

 

En fin que un paseo por este jardín no te dejara indiferente, y la mezcla de los perfumes de algunas de las flores así como sus colores, pueden hacer que nunca olvides el relajante paseo por la isla.

 

 

Como tampoco olvidaras el trayecto en barco hasta la isla, dura muy poco, apenas unos quince minutos, pero se disfruta muchísimo viendo cantidad de focas que descansan sobre los islotes que hay hasta llegar a la isla de Garinish.

 

 

Malahide Castle – Un Castillo de Cuento- En Dublín

Asi es, los dueños y señores del castillo de Malahide durante casi 800 años, desde 1185 hasta 1976, fueron los Talbot. Con sólo la excepción del periodo de Oliver Cromwell entre 1649 y 1660.

Fue en 1174 cuando Enrique II regalo a Richard Talbot un caballero que lo acompañó  a Irlanda, las tierras y el puerto de Malahide.

Tras la muerte del séptimo Barón Talbot en 1975 el castillo pasó a manos de su hermana Rose que lo vendió al consejo del Condado de Dublín como pago de los impuesto de sucesión. El castillo y los terrenos circundantes ocupan 100 hectáreas.

Las construcciones más importantes del castillo pertenecen al siglo XIV.Como corresponde al castillo habitado más viejo de Irlanda, Malahide Castle tiene muchas tradiciones fantasmales. Muchos castillos históricos y casas en Irlanda tienen algun fantasma, pueden tener dos quizá hasta tres, pero Malahide Castle tiene cinco.

Uno es el espectro del joven Lord Galtrim, Sir. Walter Hussey, hijo del Barón de Galtrim, que en el siglo XV fue muerto el día de su boda. Este señor Galtrim pasea a través del Castillo por la noche apuntando con una lanza la herida en su cara y sus gemidos son terribles. Él se supone que acecha el castillo para mostrar su resentimiento hacia su joven novia, que se casó con su rival inmediatamente después de que el diera su vida en defensa y honor de su felicidad. 

Otro de los fantasmas de Melahide es el de la Dama Maud Plunkett que lleva el aspecto de cuando se caso con el lord presidente del tribunal, su tercer marido. Este espiritu es algo notorio por que en sus apariciones, fantasmales llama a su marido por los correndores del castillo.

 

El tercero es el fantasma del propio Presidente del Tribunal Supremo, que aparece para aportar a su cónyuge espectral la oportunidad de hacer un poco de ejercicio nocturno.

 

El cuarto fantasma es más interesante, históricamente hablando. se trata de Miles Corbett,a quien Cromwell dio el castillo y los bienes durante su protectorado. En la Restauración Miles fue privado de su propiedad y castigado a pagar la pena de los muchos crímenes que había cometido durante su ocupación, y que incluyó la profanación de la capilla de la antigua abadía, cerca del castillo.

Fue ahorcado, y cuarteado y su fantasma cuando aparece por primera vez lo hace siendo un soldado perfectamente vestido con armadura, pero luego se divide en cuatro pedazos ante los ojos de alguien que tiene la desagradable experiencia de encontrarse con él.

 

La historia del quinto fantasma es un tanto tragica a la vez que fantasiosa. En el siglo XVI, como corresponde a una familia de importancia, los Talbots tenian siempre un bufon entre su séquito de sirvientes. Uno de estos bufones, cuyo nombre era "Puck", se enamoró de Elenora Fitzgerald,una dama del rey, que fue detenida en el Castillo de Enrique VIII a causa de sus tendencias rebeldes. En una noche  nevada   de Diciembre el bufon fue encontrado cerca de las paredes del Castillo apuñalado en el corazón, una trágica figura del bufon con su traje, su capa y sus campanillas.

Antes de su muerte hizo un juramento:el castillo quedaria encantado hasta que un rey eligiese una novia de entre la gente del pueblo,pero permitia que los Talbot varones pudiesen dormir bajo el techo del castillo. El Pobre Puck y su última aparición parece ser fue durante la venta del contenido del Castillo en mayo de 1976. Aunque algunos dicen haber visto recientemente su pequeña figura haciendo su aparición en muchas fotografías del castillo y una excelente fotografía muestra su vieja cautivadora y arrugada cara entre la hiedra de la pared.

El castillo con sus 800 años de edad, y su historia familiar es habitado por muchos desconocidos e invisibles espiritus, cuya presencia se puede sentir en cada habitacion.



 

De Castillo a Abbey Kylemore -Un castillo por Amor-

Cerca del parque natural de Connemara, en un paisaje único, y en la ladera de una pequeña montaña se encuentra lo que en su día fue un castillo y hoy es una Abadía… Kylemore Abbey

El Castillo de Kylemore fue construido por Mitchell y Margaret Henry, tardando cuatro años en ser terminado de 1867-1871. Mitchell Henry había heredado una fortuna y usó ese dinero para construir un magnifico castillo con jardines, paseos, y bosques. Este castillo fue construido como regalo de Mitchell Henry a su esposa.


Los Henry tuvieron 9 hijos y disfrutaron de una vida feliz y tranquila en Kylemore hasta la muerte prematura de Margaret Henry,en 1874. Después del suceso, Mitchell Henry dedicó su vida a su familia, sus obreros y su carrera política. Vivió algunos años mas en el castillo, pero por la falta de su esposa, termino vendiéndolo.


Los nuevos propietarios fueron los Duques de Manchester. Después el castillo paso por un corto periodo a Ernest Fawke un banquero de Londres. Y en 1920 el castillo de Kylemore fue vendido nuevamente, y adquirido  por las Monjas Benedictinas siendo convertido  en abadía.

La Abadía de Kylemore es la más antigua de las comunidades Benedictinas de Irlanda. La comunidad de monjas que vive aquí desde 1920, tiene una larga historia que se remonta a más de 340 años.

A través de los siglos la abadía atrajo a las hijas de la nobleza irlandesa como estudiantes. Ahora la Abadía de Kylemore es un internado internacional con un alumnado de todos los rincones del mundo.

Donde esta ubicada la Abadía, es una zona de las mas bonitas de Connemara, con un lago que como un espejo refleja el edificio en sus aguas…dando una agradable sensación a la vista , así como los jardines victorianos, y los bosques que la rodean… es un paisaje de extrema belleza.

Connemara -Conmhaicne Mara-

 

Paisajes para contener el aliento, Connemara  es una región de espectacular  y     particular belleza,    Connemara evoca una perpetua mañana de llovizna suave. De ahí  ese letargo que al despertar parece haberse adueñado de toda forma de vida.

 

 

Lagos, dominados por las montañas,  bahías que esconden  bonitas calas   con playas solitarias de arena blanca, fantásticas vistas a numerosas islas que hay cerca de la costa.

 

Connemara es uno de mis lugares preferidos, donde  la belleza es más abrumadora y más auténtica, montañas de verdes laderas envueltas en nubes, un aire cargado de humedad y en muchas ocasiones fuertes vientos, el gran oleaje  del Atlántico, los pantanosos páramos solitarios… Puro romanticismo, un paisaje áspero y salvaje. Connemara es la reserva espiritual de la cultura y la lengua irlandesa.

Un proverbio dice " No pongas el pie donde no veas" y aquí  en Connemara es muy aplicable, las nubes irlandesas se prolongan a menudo  agarradas a las turberas. El suelo de Connemara  es  una esponja, sublime y extraña, pero una esponja en definitiva, es una sucesión  de hierba mas o menos uniforme, flexibles y rollizas que tapizan todos los valles, y todas las llanuras, y a veces las cumbres  de las colinas.  Cuando  se camina por aquí  se tiene la sensación de pisar sobre un tapiz de espuma incomparablemente mullida.

 Trafico en Connemara


  

Es un paisaje que yo siento muy solitario y maravilloso, con numerosas montañas no  demasiado altas y de  cimas  redondeadas, con muchos  lagos  en los cuales el cielo se funde pareciendo una sola cosa, y donde riachuelos aparecen por todos los lados, es impresionante. No es una zona demasiado poblada, sus carreteras  estrechas,  y  sus pequeños y aislados  pueblos… hacen de  Connemara un paisaje único…. otro lugar para perderse.

 

Mizen Head – Carn Uí Néid-

Otro   espectacular lugar que Irlanda nos regala para disfrute de nuestros sentidos….   Mizen Head,  situado  en el punto mas occidental al sur de Irlanda, nos  encontramos con uno de los tantísimos faros que ayudan a los navegantes que se aproximan a las costas  irlandesas.

                                        

El  faro, está situado sobre un islote,  rodeado de imponentes  acantilados y unido a tierra firme mediante un puente de estructura de hierro, aunque  esta muy protegido  impresiona bastante cruzarlo, te  sientes un poco en el aire, su considerable altura y las bravas olas del Océano atlántico  batiendo  sobre las rocas,  y bajo tus pies…impresiona bastante,  es  magnifico , hay   veces  que su fuerza es  tal,  sobre todo los dias de viento que suelen ser allí bastante   frecuentes,  que gotas de espuma suben hasta la  base  del  faro.

                                       

 

 

 

Para llegar al faro, hay un bonito paseo por la montaña, bordeando en todo momento el mar… lo llaman los 99 pasos. Flores silvestres que en época de primavera y verano son  muy abundantes, dan un colorido especial  a  estas montañas  y praderas, que normalmente están siempre verdes.

También es  fácil  ver delfines, focas, y  alguna ballena….no siempre se tiene la suerte, pero son  aguas muy visitadas por  estos animales tan  espectaculares.

 

 

 

 

Una vez cruzado el puente, a pocos  metros  llegamos al  faro, que no  es  muy  alto, la altura para su visibilidad  se la  da en sí  la roca donde está situado. Las vistas desde allí  son preciosas, el océano se presenta en todo su esplendor mires por donde mires, te sientes rodeado por el mar…y la impresión que se tiene allí  arriba al lado del faro, …es que  estuvieras  en un gran  barco cruzando el océano.

 

                                        

Como es habitual en Irlanda, lo mas probable,  es que el dia no sea precisamente soleado, sino  nublado y con esa luz especial que se filtra por las nubes..pero como ya  he dicho en alguna otra ocasión,  esto no hace mas que acentuar la belleza  del lugar.

 

                                         

Sí, los días soleados en Irlanda se celebran bastante, pero particularmente prefiero los días de neblina, suave lluvia, y  nubes oscuras, que matizan esa luz  especial que  solo se puede disfrutar en Irlanda.

 

 

 

Skellig Michael – Sceilig Mhichíl -Un Monasterio entre el Cielo y el Mar-

Es un lugar increible, imponente, un tesoro mas con el que nos sobrecoje nuestra verde Erin. Se trata de  Skellig Michael, -Sceilig Mhichíl,  en irlandés- uno de los más enigmáticos y distantes lugares sagrados de toda Europa.

 

Una isla rocosa a unos 15 Km.  frente a Portmagee   en la costa  suroeste  del condado de Kerry. En la cumbre de esta impresionante roca se encuentra un asentamiento monastico del siglo VI.  En este increible lugar  se cree que fue  St. Fionán quien fundó  el monasterio en el año 588, monje que pertenecia a la comunidad de St. Brendan el Navegante.  

 

 

Un monasterio celta irlandés, que está situado casi en la cumbre de la roca, rodeado por el océano Atlántico y donde los monjes vivieron 600 años.  Pero, incluso aquí, en este remoto lugar no fueron capaces de escapar de los vikingos que  saquearon el monasterio en el siglo IX  y varias veces después. También conocido como Gran Skellig, es uno de los más fantasticos  y aún menos accesibles monasterios medievales.

El pequeño grupo de seis choza (clochans), dos oratorios y pequeñas terrazas, se encuentra  a 200 metros sobre el nivel del mar, después de una fuerte subida de 600 escalones de piedra. Orientado hacia el sur y al abrigo de los vientos, el sitio fue utilizado por los monjes ermitaños para alejarse de la vida normal y hacer una vida contemplativa, y de oración.

 

Las cabañas  estan construidas del unico material posible, la misma roca. Vistas desde el exterior parecen ser redondas, pero  sus interiores son rectangulares con paredes curvándose hacia adentro para formar un  techo voladizo,  y hay  unos  estantes que utilizaban  para dormir, y una especie de basares  adosados en las paredes. Construyeron en la piedra terrazas alrededor de las cabañas y  fueron utilizadas para el cultivo de hortalizas, que junto con los peces del mar y los huevos de  las abundantes aves, fueron los principales suministros de alimentos de los monjes. En una cima rocosa más arriba en la punta sur de Skellig, llamado el ‘Needle’s Eye " -El ojo de Aguja-, hay un oratorio, inaccesibles hoy, que fue  destino de peregrinación, incluso después de que los monjes abandonasen el lugar.

 

El monasterio fue abandonado alrededor del año 1100. A partir del año  1500, Skellig Michael se convirtió en un popular destino de peregrinaciones anuales, pero no atrajo nunca mas a residentes permanentes.

 

Subir a la cima, se convierte en un reto, sus 600  escalones lo forman  un camino  mucho mas precario de lo que me habia imaginado,  a veces dejando sólo acantilados escarpados al borde del camino que al no  ser  excesivamente anchos, no sé creo que como  un metro, quizá  tenga  mas, pero a mi no me lo parecio, la verdad que la sensacion  es muy fuerte,  se diria que esta como hace 1ooo años, y no hay barandillas, en algunos otros tramos, el ascenso es igual de agotador, pero un poco menos impactante. eso sí, el acompañamiento de algunos frailecillos  hace el ascenso mas agradable.

 

 

 

Para mi fue maravilloso  llegar a la cima, aun con el esfuerzo que supone, es impresionante el entorno natural, la belleza, y la vida silvestre  que desde  alli  se disfruta. Frailecillos y otras aves tienen sus nidos por todas partes de la isla. y no parece que se asusten de las personas.

Imagino como sera una noche  aquí, en una de las cabañas, con lluvia y en otras ocasiones con luna llena, o con una noche  muy estrellada..Se que  es imposible, por que no dan permiso para quedarse en la isla. Me conformo  con haber ascendido por esta escalera hacia el cielo.

 

 

 

Patrimonio  del mundo por la  UNESCO en 1996.