Connemara -Conmhaicne Mara-

 

Paisajes para contener el aliento, Connemara  es una región de espectacular  y     particular belleza,    Connemara evoca una perpetua mañana de llovizna suave. De ahí  ese letargo que al despertar parece haberse adueñado de toda forma de vida.

 

 

Lagos, dominados por las montañas,  bahías que esconden  bonitas calas   con playas solitarias de arena blanca, fantásticas vistas a numerosas islas que hay cerca de la costa.

 

Connemara es uno de mis lugares preferidos, donde  la belleza es más abrumadora y más auténtica, montañas de verdes laderas envueltas en nubes, un aire cargado de humedad y en muchas ocasiones fuertes vientos, el gran oleaje  del Atlántico, los pantanosos páramos solitarios… Puro romanticismo, un paisaje áspero y salvaje. Connemara es la reserva espiritual de la cultura y la lengua irlandesa.

Un proverbio dice " No pongas el pie donde no veas" y aquí  en Connemara es muy aplicable, las nubes irlandesas se prolongan a menudo  agarradas a las turberas. El suelo de Connemara  es  una esponja, sublime y extraña, pero una esponja en definitiva, es una sucesión  de hierba mas o menos uniforme, flexibles y rollizas que tapizan todos los valles, y todas las llanuras, y a veces las cumbres  de las colinas.  Cuando  se camina por aquí  se tiene la sensación de pisar sobre un tapiz de espuma incomparablemente mullida.

 Trafico en Connemara


  

Es un paisaje que yo siento muy solitario y maravilloso, con numerosas montañas no  demasiado altas y de  cimas  redondeadas, con muchos  lagos  en los cuales el cielo se funde pareciendo una sola cosa, y donde riachuelos aparecen por todos los lados, es impresionante. No es una zona demasiado poblada, sus carreteras  estrechas,  y  sus pequeños y aislados  pueblos… hacen de  Connemara un paisaje único…. otro lugar para perderse.