Jack-o-lantern. -La Leyenda-

Un hombre irlandés, tacaño y muy bebedor, llamado Jack, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el diablo en un bar, en la Noche de Brujas, como algunos afirman. Jack había bebido mucho y aún tenía mucho más por beber, estaba apunto de caer en las garras del diablo. Pero pudo engañar al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un último trago. El diablo se transformó en una moneda para pagarle al camarero, pero Jack rápidamente lo tomó y lo puso en su monedero. Como Jack tenía una cruz en su monedero, el diablo no pudo volver a su forma original. Jack no dejaría ir al diablo hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años.
Diez años más tarde, Jack se reunió con el diablo en el campo. El diablo iba preparado para llevarse el alma de Jack, pero Jack pensó muy rápido y dijo: "Iré, pero antes de hacerlo, ¿me pasarías la manzana que está en ese árbol por favor?". El diablo pensó que no tenía nada qué perder, y de un salto llegó a la copa del árbol, pero antes de darse cuenta, Jack ya había tallado una cruz en el tronco de un árbol con un cuchillo. Entonces el diablo no pudo bajar, sin atrapar a Jack y sin obtener su alma. Jack lo hizo prometer que jamás le pediría su alma nuevamente, y el diablo tuvo que aceptar, pues no le quedaba nada más por hacer.

Jack murió unos años más tarde, pero no pudo entrar al cielo, pues durante su vida había bebido mucho y había sido un estafador. Pero cuando intentó entrar, por lo menos la infierno, el diablo tuvo que enviarlo de vuelta, pues no podía tomar su alma. "¿Adónde iré ahora?", Preguntó Jack, y el diablo le contestó: "Vuelve por donde viniste". El camino de regreso era oscuro y con mucho viento. El diablo le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad, y Jack lo puso en un nabo que iba comiendo, para que no se apagara con el viento.

….Jack fue condenado a caminar en la oscuridad eternamente…..

Pero creo saber qué te estarás preguntando: ¿qué tienen que ver los nabos con las calabazas?. Aquí va la respuesta. Los pobladores de Irlanda, son descendientes de los celtas, por eso como mandaba la tradición celta ahuecaban nabos y ponía carbón en ellos para iluminar, y así le daban la bienvenida a sus seres queridos y a la vez se protegían de los malos espíritus. Pero cuando los irlandeses llegaron a América, conocieron las calabazas y se dieron cuenta de que estas eran mucho más grandes y fáciles de ahuecar, desde ese tiempo que ninguna persona ha crecido sin conocer un Jack-o-lantern.

Leyenda Popular

NO  Original de Teamhair

 

Gigant’s Causeway -La calzada del gigante Finn Mccool-

Voy caminando por gigantescos peldaños de basalto, cortados como hexágonos perfectos. Parecen formar el inicio de un puente que pretendiera salvar el mar de Irlanda con la intención de alcanzar las costas de Escocia. Nunca he visto nada igual, un paisaje verdaderamente extraño que nos adentra en el misterio.

Sí, tengo que decir que es una de las formaciones naturales mas extrañas que tenemos en Irlanda, verdaderamente te dejan pensando como se han podido producir estas curiosas formas. Cuesta creer que no haya sido fruto de la mano del hombre.

Situada en el Condado de Antrim, en Irlanda del Norte, son las formaciones más espectaculares de la Tierra. La denominada Calzada de los Gigantes

Son unas piedras basálticas en forma de columna perfectamente regulares en su mayor parte hexagonales, aunque también hay de cinco, siete y hasta nueve lados. Se formaron, según los geólogos, hace unos 60 millones de años fruto de una intensísima actividad volcánica que llenó de lava toda la zona, llegando incluso a Escocia a la isla de Staffa, donde hay formaciones similares , aunque no tan espectaculares.

Hay mas de 40.ooo columnas, contando las que hay bajo el mar con alturas que van desde los pocos centimetros hasta los más de 28 m. que miden las situadas en la formación conocida como Giant’s Organ.

Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Al año siguiente las autoridades norirlandesas lo declararon Reserva Natural Nacional.

Y como no, en nuestra tierra llena de mágia no podía faltar una leyenda que justifique tan extraño paisaje…..

Una de las leyendas sobre la calzada, nos cuenta que, la costa es en realidad una calzada construida por un gigante llamado Finn McCool para alcanzar la morada de una hermosa giganta escocesa que vivía al otro lado del mar.

Pero la leyenda mas conocida es esta :

El gigante Finn McCool tenia un rival en Escocia, Benandonner, al que nunca había conocido. El irlandés quería probar a todo el mundo que era el más fuerte, y desafió a Benandonner a venir a Ulster para batirse en duelo, y para que no tuviera ninguna excusa y no pudiera rehuir el enfrentamiento, Finn construyó la calzada.

Finn descubrió que Benandonner era mucho más grande que él. Entonces corrió a su casa a pedir consejo a su mujer Oonagh, y ésta lo disfrazó de bebé y lo hizo acostarse en la cuna.

Cuando el escocés llegó Oonagh le invitó a pasar y le rogó que no despertara al hijo de Finn. Benandonner, viendo el tamaño del bebé manifestó horrorizado que no quería conocer al padre, y salió huyendo hacia Escocia destrozando la calzada a su paso para que su rival no pudiera seguirle. no conozco si por el lado escoces… existe esta misa historia.

 

El grupo de los 70 Lez Zeppelin utilizó esta calzada como imagen de la portada House of  the  holy-

Leyenda

Cuenta una vieja leyenda que, una vez, hasta la tienda del viejo brujo llegaron, tomados de la mano, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y la hija del cacique una de las más hermosas mujeres de la tribu.

– Nos amamos -empezó el joven.
– Y nos vamos a casar -dijo ella.
– Y nos queremos tanto que tenemos miedo.
– Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán.
– Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos.
– Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta el día de la muerte.
– Por favor -repitieron-, ¿hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó de verlos tan jóvenes, tan enamorados, tan anhelantes esperando su palabra.

– Hay algo… -dijo el viejo después de una larga pausa-. Pero no sé… es una tarea muy difícil y sacrificada.
– No importa -dijeron los dos.
– Lo que sea -ratificó el muchacho
– Bien -dijo el brujo-, dirigiéndose a la chica ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. ¿Comprendiste? La joven asintió en silencio.

– Y tú, valiente guerrero-siguió el brujo-, deberás escalar la montaña del trueno y cuando llegues a la cima, encontrar la más brava de todas las águilas y solamente con tus manos y una red deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, salgan ahora.

Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte, él hacia el sur… El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas. Los jóvenes lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo los pájaros cazados. Eran verdaderamente hermosos ejemplares, sin duda lo mejor de su estirpe.

– Volaban alto? -preguntó el brujo.
– Sí, sin duda. Como lo pediste… ¿y ahora? -preguntó el joven- ¿lo mataremos y beberemos el honor de su sangre?
– No -dijo el viejo.
– Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne -propuso la joven.
– No -repitió el viejo-. Hagan lo que les digo. Tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero… Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros.El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

– Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón; si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, "vuelen juntos pero jamás atados"

 

Visto en la red…. y salvo error u omisión no vi la firma del autor.

Castillo de Blarney

 

Blarney es una población situada 8 km al noroeste de la ciudad de Cork. Es un pueblo bastante pequeño, bonito, y muy bien cuidado, pero su gran atractivo es el castillo – Castillo de Blarney- fue construido posiblemente en el siglo XV. y edificado sobre una gran roca. Es un castillo que impresiona por el enorme torreón, como impresionó a Guillermo de Orange, y a Cromwel y compañía unos siglos antes.

El castillo tiene una peculiaridad que hace que sea muy visitado, hablo de la piedra de Blarney…Si visitáis este castillo, tendréis la ocasión de probar vuestra flexibilidad* intentando llegar a besar la famosa piedra que otorga el don de la elocuencia.

Se dice que esta tradición proviene del agradecimiento de una vieja mujer hacia su rey. Como este le había salvado la vida, ella realizó un 17 de Marzo, un hechizo en la pared del castillo permitiendo que todo aquel que besara la piedra, seria premiado con el don de la habilidad de hablar dulce y convincentemente.

La leyenda surgió de un lord de Blarney del siglo XVI, Cormac Mccarthy, quien usó su gran facilidad de palabra para frustrar las demandas inglesas de aplicar reformas agrarias.

*Se dice que quien consigue besar esta piedra en la torre del castillo en una postura algo incomoda, adquiere el don de la elocuencia. Hay que tenderse boca arriba auxiliado por otra persona y estirando la cabeza hacia abajo se debe besar la piedra que se halla en un saliente.

 

 

Realmente impresiona mucho…. no hay peligro de caer al vacío… esta protegido… pero no todos se arriesgan…. da un yuyu…..