The Pogues -La Banda de Shane MacGowan-

The Pogues…. un grupo que conocí sin previo aviso, escuchando música tradicional irlandesa, era una banda de hace algunos años, que me parecieron buenisimos. Me interese por su discografia, y me gustaron mucho mas.

 

Desde el primer momento, The Pogues me parecieron unicos y originales. Un regalo de la naturaleza. Su música nos hace bailar sin apenas darnos cuenta, sin pena ni pudor…es inevitable. Sus canciones explícitamente a favor de la clase trabajadora y el liberalismo. Mitad folk irlandés, mitad punk londinense.

Esta vieja banda, nace a comienzos de los ’80 en las destartaladas calles de Londres. Su alma mater, cantante y compositor es Shane MacGowan.

 

Shane Patrick Lysaght MacGowan compositor y poeta anglo-irlandés. Nacido el 25 de diciembre de 1957 en Tunbridge Wells, Kent (Reino Unido). Hijo de los emigrantes irlandeses Maurice y Therese MacGowan procedentes del condado de Tipperary (Èire). Poco después del nacimiento de Shane, la madre regresó a Irlanda, donde pasó los próximos seis años de su vida con la familia de su abuela, cerca de Nenagh, en Tipperary. Shane MacGowan creció escuchando música tradicional irlandesa a sus familiares y vecinos.

Emigra con su familia a los suburbios del Norte de Londres siendo apenas un niño. Allí conoce a otro famoso emigrante, John Lydon, más tarde rebautizado como Johnny Rotten. En aquellos barrios se concentraban muchísimos irlandeses emigrados, en todos los bares había paddys y se escuchaba viejas canciones rebeldes de la vieja Irlanda. A mediados de los ’70, en plena movida punk, se convierte en un conocido descerebrado, Shane O’Hoolligan, líder de The Nipple Erector, una banda hermana de los Clash, los Pistols o los Damned.

Shane MacGowan tuvo sus primeros cinco minutos de fama en un concierto de The Clash, en donde una chica (a la que previamente había besado) le arrancó de un mordisco el lóbulo de una oreja. Un fotógrafo lo captó cubierto de sangre y publicó la fotografía con la leyenda “Cannibalism at Clash Gig”, convirtiéndolo así en una leyenda local punk.

En realidad, fue en la noche del 4 de octubre de 1982, en Wakefield pub en Londres, Inglaterra. Una banda, curiosamente llamada Pogue Mahone (un término gaélico que significa "Kiss my arse”), llegó a tocar en el escenario su primer concierto. Nadie podría haber esperado que esto sería el comienzo de una odisea que iba a cambiar la escena musical, rejuvenecer una nación en el patrimonio musical, y llevar alegría a generaciones de aficionados.

 

Su mezcla original de la música tradicional irlandesa y de música punk creo un excitante nuevo sonido con un existo mundial. Durante los siguientes dos años tocaron en prácticamente todos los tugurios del submundo londinense, y poco a poco fueron forjando una considerable cantidad de seguidores que les empujaron a grabar su primer álbum, "Dark Streets of London”, editado por ellos mismos. Por aquellos días se forjaron una merecida fama de juerguistas, borrachos y problemáticos rockeros. Pero sus temas se escuchaban y se cantaban en multitud de pubs.

 

 

 

Su popularidad creció y con ella la demanda de su música en la radio.Una vez que el significado de su nombre se hizo conocido en la BBC, los Guardianes de la moral exigieron que se cambiara el nombre. Se acortó a The Pogues.

En 1984 firman con la casa Stiff para grabar su siguiente álbum. Así surgen The Pogues y el disco “Red roses for me”. Son los grandes años de la banda. Grandes conciertos en grandes escenarios, festivales, invitaciones, fiestas y cientos de borracheras de las que la prensa daba buena cuenta. En este año dan su primera gira por Irlanda, triunfando en Belfast y en Dublín como teloneros de Elvis Costello. A sus conciertos asisten viejos punks de la antigua guardia, jóvenes criados en la movida de los ochenta, clásicos del folk y la guinness, todos dispuestos a pasarlo en grande.

En fin, The Pogues han quedado en la historia de la música como una banda heterogénea, inclasificable y muy, muy divertida. Un grupo para escuchar, para leer, para bailar. Una voz negra, desgarrada y ahogada en whiskey, escondida en un cuerpo blanco. Melodías tradicionales, poesías irlandesas, viejas canciones de rebeldes y borrachos que chocan sus jarras de cerveza negra para desearse salud en los próximos tragos. Toda una aventura musical.
MacGowan es considerado como uno de los más importantes escritores poéticos de los últimos 30 años. La maravillosa música de Pogues, juntoa sus inconfundibles letras, nos remontan a una campiña irlandesa, rodeados de ovejitas y duendes saltarines que nos invitan a beber como cosacos y a bailar como poseídos por el ritmo de cualquiera de sus gigas.


Escúchalos y déjate llevar por la voz aguardientosa de MacGowan.

 

Algunos datos extraidos de la Wiki